La compañía cervecera Damm ha puesto en marcha una iniciativa para generar energía de origen renovable a partir de la cerveza que sobró en bares y restaurantes de toda España una vez fue decretado el Estado de Alarma el pasado 14 de Marzo. La cervecera, que ya lleva tres semanas con la campaña, está sustituyendo gratis los barriles empezados por otros nuevos como medida de apoyo a la hostelería con la que espera recuperar más de 3,5 millones de litros.

El proceso de «reciclaje» comienza cuando la cerveza retirada de los establecimientos, se traslada a la fábrica de El Prat de Llobregat y se deposita en unos tanques que contienen unos microorganismos específicos que la digieren. De esta manera, se produce el biogás, un gas de origen biológico. Una vez separado, el biogás se lava y se purifica para utilizarlo como combustible en una instalación de cogeneración que produce electricidad 100% de origen renovable. El sector de la hostelería ha recibido con buenos ojos el apoyo de la compañía cervecera en un momento de incertidumbre. Sin duda, se trata de un proyecto pionero que supone una clara apuesta por la economía circular.

“Uno de los ejes fundamentales de nuestra política de sostenibilidad medioambiental es la apuesta por la economía circular. Por ello, en lugar de generar un residuo de la cerveza recuperada, le estamos dando una segunda vida transformándola en energía de origen renovable, una medida que nos va a permitir reducir nuestra huella de carbono en unos 250.000 kg”, afirma Karen Peiró, maestra cervecera de la fábrica de Damm en El Prat de Llobregat. “Mediante este proceso, estimamos generar casi 670.000 kWh de electricidad, el equivalente al consumo medio mensual de unos 2.500 hogares españoles”, concluye.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies